Docente: la salud es lo más importante, evita la sobrecarga de trabajo. 28 de abril Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral

28 - abril - 2020 Sin categoría

DOCENTE: LA SALUD ES LO MÁS IMPORTANTE, EVITA LA SOBRECARGA DE TRABAJO

“Ahora uno se explota a sí mismo y cree que está realizándose” es la pérfida lógica del neoliberalismo que culmina en el síndrome del trabajador quemado. Es “la alienación de uno mismo” (Byung-Chul Han: El país)

Sirva esta reflexión como punto de partida para conocer la situación en la que han caído una parte del personal docente, a los que de un día para otro se les ha cambiado su sistema de trabajo y su entorno laboral, han pasado a ser “teledocentes” y su aula es su domicilio y un ordenador. Las clases presenciales y las aulas, de momento, pasaron a mejor vida.

Esta nueva situación laboral, si se desarrollara cumpliendo el mismo horario laboral, con una adecuada desconexión digital, sin presiones, sin estrés y pudiendo conciliar la vida familiar y laboral no debería generar problemas para la salud de los y las docentes, pero esto no se está llevando a cabo de esa forma. Tener el trabajo en casa ha llevado a muchos docentes, sin apenas darse cuenta, a estar disponibles para miembros de departamentos y ciclos, directivas, padres, madres y alumnado por las tardes, noches, fines de semana y días festivos, mientras que cuando el trabajo no era telemático podían tener tiempo para descansar y poder compatibilizar su vida personal y laboral. El profesorado en muchos casos ha pasado de trabajar 35 horas semanales a no tener suficientes horas a la semana para hacer su trabajo. El teletrabajo se ha confundido con plena disponibilidad.

Como resultado muchas y muchos docentes han caído en la “autoexplotación”, y la siguiente fase es el denominado burnout o “síndrome de estar quemado”, que no es más que una enfermedad laboral consecuencia del desgaste producido por un entorno laboral y unas condiciones de trabajo inadecuadas.

Cuando el personal docente está expuesto de manera continua, entre otros, a altos niveles de estrés, carga de trabajo excesiva, poca autonomía, malas relaciones en el trabajo y ausencia de apoyo en su entorno, falta de formación para desempeñar las tareas, etc., puede llegar a padecer un estrés crónico que acabe provocando el burnout. Este síndrome puede tener graves consecuencias a nivel físico y psicológico, razón por la cual se considera uno de los principales problemas de salud mental, que además puede generar muchas patología psíquicas.

Los síntomas más comunes son depresión y ansiedad, que originan un gran número de las bajas laborales. Además, relacionados con estos aspectos pueden aparecer síntomas como agotamiento emocional, una actitud distante frente al trabajo, sensación de ineficacia y de ineptitud, pérdida de habilidades para la comunicación, percibir el trabajo de forma cada vez más estresante y frustrante, dificultades para concentrarse, dolores de cabeza y de estómago o problemas intestinales, síntomas estos que se agravan cuando se tiene que compatibilizar el trabajo con el cuidado de la familia en el hogar.

Debemos ser conscientes de que sucumbir ante las presiones del trabajo y vernos sometidos a un exceso de jornada, y en ocasiones incluso a la “autoexplotación”, puede acarrear serios problemas para nuestra salud. Pero el problema no acaba ahí, ya que el día en el que el o la docente “explota”, la onda expansiva y la metralla afectará a su pareja, a sus hijos e hijas y, además de a su familia, a todo su entorno más cercano tanto social como laboral. Las manifestaciones y el malestar se extienden con el tiempo de la vida laboral a la vida social y familiar del trabajador o trabajadora.

ANTE ESTA SITUACIÓN Y POR TU SALUD DEBES SEGUIR UNAS PAUTAS PARA NO  ESTAR SOMETIDO A SOBRECARGAS DE TRABAJO Y QUE ESTO GENERE UN DETERIORO DE TU SALUD FÍSICA, PSÍQUICA Y SOCIAL

  1. Autoevalúate:
  • Para, piensa y haz cuenta de las horas que has trabajado esta semana. ¿Estás trabajando más de 35 horas a la semana? Entonces estás excediendo tu jornada laboral, lo que va contra tu salud. Si prolongas esta situación, es posible que te genere estrés, ansiedad, depresión, y además problemas físicos. Con el tiempo puedes padecer el síndrome de burnout, una enfermedad que te afectará a ti, a tu familia y a todo tu entorno. Por tu bien y el de los que te rodean, protégete y así nos protegeremos todos, del COVID y del teletrabajo.
  • Observa si tienes alguno de estos síntomas descritos como: agotamiento, nerviosismo, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza, taquicardia, insomnio, irritabilidad, etc.

  1. Toma medidas:

Teletrabaja de forma correcta: puedes seguir estas pautas para teletrabajar.

Desconecta: fíjate un tiempo de trabajo de 7 horas diarias de lunes a viernes y trata de desconectar el resto de las horas del día, fines de semana, vacaciones, etc.

Desconexión digital: Exige a tu centro y tus compañeros que en cumplimiento del Acuerdo de 17 de julio de 2018, del Consejo de Gobierno, BOJA 140 de 20/07/2018, se apliquen los puntos siguientes:

b) La conciliación y racionalización de horarios, a fin de que, siempre que sea adecuado a la naturaleza de los servicios públicos que se presten, la jornada de trabajo no exceda de la habitual.

c) Medidas que propicien la desconexión digital y de atención a las tareas propias del puesto de trabajo durante el tiempo de descanso del personal.

Pedimos a la administración, equipos directivos, docentes, alumnado, padres y madres que se respete el horario laboral y el derecho a la desconexión digital, para no recibir ni emails, ni llamadas  fuera del mismo, garantizando el derecho a la conciliación laboral y el necesario equilibrio entre trabajo y vida privada.

Andalucía, 28 de abril de 2020